20070529

Les jours tristes.

Dícese por ahí que aún hasta estos días está en vigencia una ley implícita e inocua que dicta que los bufones del pueblo, para considerarse como tales, deben reír mínimamente el doble de veces de las que se entristecen.

1 comentario:

jipi dijo...

No me puedo decidir si soy el bufón del pueblo o la persona mas triste de él. De cualquier modo, me encantó. Ti: un beso

Vont et viennent: