20070819

Idiologia: la logia idiota.

No lo sabe explicar con detalle. Sólo sabe que algunos días de a ratos le agarra lo idiota.
La definición menos compleja de lo idiota es semejante a muchas sensaciones del mismo tipo intentando atravesar una puerta en la que no caben.
Lo idiota no se pone a pensar si es un momento apropiado para hacer aparición, lo idiota aparece y ya, y siempre se manifiesta en forma de sonidos y fluidos.
Principalmente hay dos tipos de idiotismo - con distintos sonidos y fluidos- que a simple vista parecerán opuestos pero no pueden ni deben ser tomados como tales.
El primer tipo de lo idiota es bastante menos dañino que el segundo, casi siempre empieza con imágenes mentales que van de lo psicodélico a lo psicótico, incluyen deja vúes de caídas y algunas frases con poco sentido. El sonido característico del primer tipo va de las aes a las es con algunas os de por medio y algunas jotas o efes y todas esas letras que hacen escupir al prójimo, siendo éste el fluido principal, en ocasiones críticas combinado con ese líquido que a veces chorrean los ojos.
A simple vista y oído no hay problema con este tipo de idiotismo, pero lo hay; y es que lo idiota no se pone a pensar si es un momento apropiado para hacer aparición, lo idiota aparece y ya.
Hay gente que comprende lo idiota, hay gente que no; por eso a veces le inquieta que le agarre lo idiota en cualquier tiempoespacio que no tiene nada que ver con nada, aunque el tipo uno de idiotismo le divierte mucho, cuando no le da un poco de miedo. Este tipo de idiotismo o idiotización es en el mejor de los casos contagioso y en otros preocupante.
Lo idiota segundo tipo ya es algo más complicado. No necesita de una razón justificante tampoco, generalmente ocurre de noche y en los días grises. De pronto se imagina cosas que contrastan, se le acumula un temblor del mentón hasta el labio inferior y ahí ya se da cuenta que le esta agarrando.
Lo puede contener unos segundos, con suerte minutos, que no siempre serán suficientes para huir a cualquier sitio donde nadie atestigüe nada, que lo idiota no es para andar haciendo ademanes, mucho menos lo idiota tipo dos.
Requiere de cubrirse el rostro, con las manos, las rodillas, la almohada, un perro; algo, porque no se enorgullece ni un poco cuando le agarra lo idiota; por eso intenta que no se entere nadie y para ello se le ocurre la pésima idea de combinarlo con música que nunca, nunca será alegre porque lo idiota jamás se lo permitirá.
El idiotismo tipo dos siempre se manifiesta con el mismo líquido ocular que el uno pero en grandes cantidades, a mayor velocidad, y con otro gusto. Los sonidos son más discretos y tienen muchas emes o enes y las vocales van variando pero casi nunca se entienden. A lo último, posiblemente la nariz emane algún que otro líquido y ahí tiene que detener un poquito el otro sonido para sonarse.
Con suerte, lo idiota tipo dos desaparece cerrando los ojos hasta que la mente se olvide y se ponga a divagar sin pedirle permiso.
Lo más peligroso y molesto es que todo el tiempo menos cuatro o seis segundos es consciente del idiotismo propio, pero lo más idiota de todo el asunto es que no puede hacer nada al respecto: es que cuando el idiotismo aparece siempre se queda un rato al lado suyo.
Cuando se le pasa espera un rato y a veces intenta expresarlo como puede;
(siempre en tercera persona,que lo idiota no es para andar haciendo ademanes).



3 comentarios:

S dijo...

La idiolatro

jipi dijo...

la madre que lo parió, ya me está dando bronca que sea tan buena. Yo seré un idiota, si, pero los perros me tapan la cara a tiempo.

yo dijo...

Al, te financio una tirada de 50 ejemplares de tu autoria y te los vendo en tres días

Vont et viennent: