20071230

En lo que seré.

Supondremos inevitablemente entonces, que no habrá sabido bien qué decir. Sino hubiese dicho otra cosa, una de esas frases que siempre hacen rechinar los dientes al de enfrente, y que seguro se le ocurrió exactamente siete segundos después de decir lo otro, lo que no sabía bien qué, o tal vez ocho. La cuestión es que dijo eso. Lo dijo y después calló porque lo que se le estaba ocurriendo mientras contaba cinco seis siete así mentalmente ya no tenía sentido alguno seguido de eso otro. Y otra cosa no se le ocurría, entonces contaba cinco seis siete ocho así mentalmente y nada. Y los dientes rechinaban así como tiza barata pero eran los suyos y no entendía porqué le andaban rechinando así de pronto y dos tres cuatro cinco pero el chirrido este le estoqueaba el cráneo y lo mejor evidentemente fue arrancarse uno a uno los dientes y arrojárselos en la cara para distraerlo mientras contaba así mentalmente y de la frase nada.

1 comentario:

buena, julia! dijo...

.

Vont et viennent: